Conductas típicas de padres tóxicos

Padres tóxicos
0 356

Padres tóxicos

Los padres tóxicos, así los llama Susan Forward, una terapeuta estadounidense, y una de las autoras más vendidas en su campo. En su libro “Padres que Odian” menciona que, por distintas razones, estos padres causan sufrimiento a sus descendientes. Y si, aunque la gran mayoría, intentan dar todo por sus hijos, pueden sin saberlo, tener conductas dañinas. Es comprensible, nadie es perfecto, y no se pretende que un padre lo sea. Pero hay que entender, que aún con las mejores intenciones en mente, se puede dañar a seres queridos.

Mencionado lo anterior, estas son 5 conductas típicas de padres tóxicos.

1.- Manipuladores

La manipulación es un modo de maltrato, una forma de impedir que los hijos desarrollen su personalidad. De manera consciente o inconsciente, una de las típicas conductas de un padre tóxico es la manipulación. Estos padres repiten los mismos reproches, los mismos argumentos ante determinadas acciones a lo largo de su vida. Este tipo en especial se puede distinguir con ciertas frases:

  • “Eres una malagradecida, mira cómo me haces sentir”.
  • “¡No me contestes, soy tu padre!”
  • “Te falta carácter, no tienes personalidad”
  • “Eres una malnacida/malparida”
  • “¡No sabes nada!”

Claro, cualquiera pudiera decir algo de esto en un descuido o arrebato de enojo, pero no regularmente. Este tipo de frases a la larga degradan la dignidad y confianza de un hijo. Los padres manipuladores se convierten en los rivales de sus crías, y claro, padres tóxicos.

Padres manipuladores
Padres manipuladores

 

2.- Deseos o inseguridades proyectadas

Los hijos no son una versión alterna de sus padres, ni mucho menos tienen que ser lo que se espera de ellos. Tal vez como padres deseamos que los hijos sean los más inteligentes de la clase o los mejores en deportes. No hay que olvidar que los hijos no son un medio para sentirnos mejor con nosotros mismos. También es una conducta tóxica el descargar la presión o los sueños en ellos.

Deseos e inseguridades
Deseos e inseguridades

 

3.- Los Alcohólicos

Los padres que abusan del alcohol generan un ambiente tenso, en especial con hijos menores. A menudo, con personalidades caóticas, que no les permiten un buen rol paternal. En este tipo de padres, se pueden desprender varias categorías:

  • Abusadores físicos: cuando los padres, en despliegues de irá golpean en forma leve o severa a los hijos. Incapaces de controlar su enojo, pueden dejar grandes marcas no sólo físicas, sino emocionales.
  • -Abusadores verbales: motes, sobrenombres, apodos, formas sarcásticas y despectivas para referirse a sus hijos. Desmoralizan a sus descendientes mediante una devaluación constante y repetitiva.
  • -Modelo de bajo estima: para un hijo en crecimiento no es nada agradable ver a una figura paternal en estados dañinos de ebriedad. Incapaces de proyectar aspectos básicos como seguridad, salud y un buen desempeño social en su entorno.
Padres alcoholicos
Padres alcoholicos

 

4.- Sobreprotectores

La sobreprotección, ese afán por evitar que nuestros hijos sufran cualquier daño físico o emocional por mínimo que sea. Algo que muy presente en la sociedad actual. Es una clara desviación educacional provocada por el vínculo emocional que une de una manera especial a los padres con sus hijos.

Obvio, no hay nada de malo con cuidar a nuestros hijos para que estén siempre bien, eso no se discute. Sin embargo hay padres que cruzan la línea de protección a niveles enfermizos. No dejando a un niño salir a la calle a jugar, por miedo a que le pase algo. No permitir a un hijo el experimentar algo nuevo, por temor a que resulte dañado. Esto provoca que sus hijos se vuelvan inseguros y con poca autonomía, y, además, no les dejan disfrutar de su vida.

Padres sobreprotectores
Padres sobreprotectores

 

5.- Planificadores de vida

La preocupación y orientación de los padres puede hacer que sus hijos adopten ciertos modelos de vida. Un ejemplo muy común es al elegir una carrera. Puede que el hijo tenga grandes dotes artísticos, sin embargo, se le orienta a algo diferente, por no poder ganarse la vida “apropiadamente” en ello. Que un hijo elija una carrera profesional basado en el gusto de un padre, representa en una futura desilusión. A menudo se cree que un niño “no sabe lo que quiere“, y no se le permite desarrollar verdadera pasión. No se debe poner encima de la felicidad de un hijo el deseo por algo que se crea será lo mejor para él.

Padres que planifican la vida de sus hijos
Padres que planifican la vida de sus hijos

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.