¿Desmotivación? ¡5 pasos para recuperar tu motivación!

Aumentar la motivación
0 151

La desmotivación se puede presentar en cualquier momento de la vida, hasta se podría decir que todos, a lo largo de esta, nos encontramos con situaciones que nos hacen sentirnos fuera del modus operandi normal, sin energía, sin ese sentimiento que nos impulsa a seguir emprendiendo el proyecto en el que estamos. Eso es bastante normal. Lo importante es saber retomar esa chispa latente en cada uno que nos conduce en alcanzar nuestros objetivos. Por eso, he aquí, 5 pasos para recuperar tu motivación.

1. Minimiza el contacto con la gente negativa

Una reciente investigación llevada a cabo por el Framingham Heart Study de Framingham, Massachusetts descubrió que el estar expuestos a estímulos emocionales negativos (es decir, a personas quejosas, criticonas y negativas en general) provoca la misma reacción emocional que cuando se está estresado al extremo; y, al igual que ocurre con el estrés, cuanto más tiempo se soporta esta situación las consecuencias serán peores para la salud mental y emocional.

Esto no siempre es posible, pero hazlo siempre que puedas, pues esto puede afectar tu motivación. Al menos durante un periodo corto.

Persona negativa
Siempre es recomendable estar lo más alejado posible de las personas negativas.

2. Pasa más tiempo con las personas que te recargan de energía

Dicen que te conviertes en las cinco o seis personas con las que más te relacionas, y creo que es cierto. Así que relacionate con personas que te empujen a ser mejor en todos los aspectos de tu vida.

Rodeate de energía positiva
La energía se transfiere, así que rodeate de energía positiva.

 

3. Leer, escuchar, mirar cosas positivas

Si te sientes cabizbajo, lee un libro positivo o frases motivacionales. Escucha un audiolibro o un podcast con un mensaje positivo. También puedes escuchar discursos de oradores expertos en el arte de motivar para alcanzar objetivos. A su vez, puedes mirar alguna película que te haga reír. Rodéate de cosas que ejerzan una influencia positiva sobre ti. Incorpora esos mensajes en tu vida tanto como puedas y la motivación vendrá a ti.

Leer, escuchar o ver cosas que te motiven.
Leer, escuchar o ver cosas que te motiven.

 

4. Aprende a priorizar

Puedes comenzar escribiendo todas tus tareas por hacer; todo lo que necesitas hacer ese día, por ejemplo. No es necesario ordenar por prioridad aún. Sólo escribe tus tareas de forma que tengas una lista visible en una hoja de papel (o de forma digital).

Etiqueta qué es urgente y qué es importante. El siguiente paso es ver qué tareas requieren tu inmediata atención (urgentes). Cuando hablamos de urgente nos referimos a las tareas que deben ser completadas en cuestión de minutos u horas. Puede que todo lo que hayas escrito sea importante pero no todo será urgente.

Define cuál tiene el mayor peso. Ahora lo que debes hacer es asignar un puntaje a cada tarea. ¿Cuál es la más importante para ti, para tu área y para la empresa en la que trabajas? Las tareas que tengan el mayor impacto y mayor número de personas involucradas tendrán un puntaje más alto. Puedes usar una escala de 1 a 5 donde 5 es la calificación más alta. Recuerda también otorgar mayor calificación a las urgentes sobre las importantes.

Priorizar tareas
Es importante anotar y aprender a priorizar las tareas por hacer

 

5. Sé flexible

Las circunstancias pueden cambiar, prepárate para eso. Siempre hay la posibilidad de que tus prioridades cambien durante el día debido a algo que no esperabas. Ser flexible y poder adaptarte a las situaciones son habilidades importantes que ayudarán a manejar el estos cambios y poder solventar la situación.

se flexible contigo mismo
Se flexible contigo mismo

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.