El rapto de los sentidos: Enchanted Dolls

Enchanted Dolls
0 174

Enchanted Dolls

Más que simples cosas de juego, las Enchanted Dolls son una marca de elegancia esculpida, además de articulados trabajos de arte. Adornadas con elaborados trajes, y con un toque de gracia de gemas, metales y objetos raros de encontrar. Cada muñeca conversa intrínsecamente un aspecto de nuestra humanidad.

¿Su autora?

Marina Bychkova es una artista figurativa nacida en Rusia que tiempo después se mudó a Vancouver, Canadá. Fue allí donde estudió la carrera de Bellas Artes en el Instituto de Arte y Diseño Emilie Carr.

Desde pequeña, la fabricación de muñecas atrajo su atención, pues al principio sólo pretendía tener bonitas muñecas para jugar. Sin embargo, a los diez años, ya no le importaba jugar con sus muñecas, ya que diseñarlas y fabricarlas se convirtió para ella en el mayor reto y en el juego más divertido.

Madame De Pompadour
Cinderella Madame De Pompadour

 

Marina, buscando un nombre para su empresa de muñecas, eligió “Enchanted Doll por el relato del mismo nombre de Paul Gallico, en el que una joven crea muñecas con tanto amor, que hechizan a la gente nada más contemplarlas, por su fascinante y delicada belleza real.

La razón por la que quiero hacer muñecas es porque se trata de una forma de arte multidisciplinaruis. No me gustaría trabajar en un único medio como la pintura o la escultura, por ello las muñecas me ofrecen una experiencia táctil muy diversa y satisfactoria. Para crear una muñeca tengo que hacer de todo: escultura, diseño industrial, pintura, grabado, fabricación de moldes, dibujo, carpintería metálica, moda y diseño de joyas. ¡Lo quiero todo o nada!.

noticis_nota_arte_enchanteddoll
Arte de la creación de las Enchanted Dolls

Proceso Creativo

Ella dibuja, esculpe y fabrica en el horno cada pieza de porcelana que forma cada parte de la anatomía, de cada articulación de sus muñecas. Pinta y viste, cosiendo telas y enriqueciéndolas con multitud de diminutas cuentas y abalorios. Incluso realiza el trabajo de orfebrería, en plata  y oro de 24 kilates, creando todas las piezas y joyas que adornan algunas de sus obras.

Dependiendo de la complejidad del traje de la muñeca, Marina dedica 150 a 350 horas, hasta conseguir una muñeca única, convertida en obra de arte. Como así lo demuestra el hecho de haber mostrado su obra en galerías de arte y museos de diferentes países del mundo.

 

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.