¿Se puede amar a un ser de vinilo?

Conoce el el fenomeno de los Reborn Babies

Bebe de vinilo
0 970

Bebes de Vinilo

Los bebes reborn, o muñecos de vinilo son impresionantes muñecos muy detallados. Parecen bebés reales pero están hechos de vinilo y silicona. Algunas de estas creaciones traen integrado un simulador de latidos y respiración, expresiones faciales y olor de bebe. Las muñecas reborn se consiguen normalmente en tiendas online de artistas y convenciones.

Desde el punto de vista artístico de coleccionistas de muñecas, son una verdadera obra de arte hiperrealista. Se trata de una transformación total de un muñeco hasta parecerse a una persona real. También se utilizan con propósitos educativos, en el cine o fines fotográficos. También para brindar alegría y bienestar a personas que desean un muñeco más real. Sin embargo existe otro grupo controversial de personas aficionadas, fundamentalmente mujeres. El hobby de este grupo consiste en utilizarlos para darles cuidados y atenciones como si de un hijo se tratase; los sacan a pasear, les compran ropita, los bañan y miman.

Bebés de vinilo

 

Un remplazo emocional

Una de las posibles razones por las que tantas mujeres se han sumado a este tipo de afición se deba a la posibilidad de ensayar las acciones de los cuidados maternales. Un objeto que se deja hacer pasivamente, al contrario que si probaran por primera vez esos actos con seres humanos. Aunque sepan que el muñeco no es real, establezcan una relación como si lo fuera. Esta mentalidad las aleja de la realidad. Es fácil que en su mundo afectivo, para calmar la soledad y deseos de tener hijo, convivan con bebes de vinilo.

La polémica viene en este punto, cuando un objeto de coleccionista sustituye una necesidad afectiva o la ausencia de alguien. Muchos fabricantes de muñecos reborn les hacen pedidos personalizados de réplicas de bebes que han fallecido. En algunos casos quienes compran un bebé reborn son padres que han perdido a su recién nacido. Es difícil superar la pérdida y tratan de sustituir a su hijo. Estas personas desarrollan una dependencia cada vez mayor de estos objetos. Consideran que no pueden ser felices si no los tienen ya que su tranquilidad y su bienestar depende únicamente de ellos. Les atribuyen habilidades de personas de carne y hueso como, como la capacidad de satisfacer sus necesidades afectivas. De esta manera el miedo se acrecienta y las personas se aferran más a objetos, en este caso en los bebés reborn.

Existen otros casos donde mujeres con depresión a causa de problemas para concebir utilizan este pasatiempo como una terapia. Para ellas el bebé reborn actúa como una especie de catarsis, en donde la persona quien puede estarse exigiendo mucho para poder concebir, deja de preocuparse por algún tiempo de ello al tener por fin un pequeño a quien ofrecer su afecto. De este modo toda esa preocupación y tensión generada puede ir disminuyendo. Han existido casos en donde mujeres que lamentablemente sufrían de infertilidad, tras haber adoptado un bebé reborn, se desinhiben psicológicamente. Y en muchos caso, en un tiempo después logran concebir un bebe real.

Gustos normales

También es cierto que no todas las personas que son aficionadas a coleccionar o “adoptar” bebes reborn necesariamente hayan pasado por algún trauma de por medio. Tenemos que entender que hay aficiones mayoritarias y minoritarias, todas son merecedoras del mismo respeto. Aunque las compartamos o no. Cuestión aparte es que alguna de esas personas puedan llevar detrás un desequilibrio mental, el cual deberá ser tratado de modo profesional. Pero la afición o el juego en sí, no es considerado un problema a no ser que impliquen un daño en el funcionamientos diario de la persona  o afecte a  terceros.

Este hobby tiene adeptos de la tercera edad a quienes les ayuda como terapia ocupacional, especialmente a los que pierden la conciencia a lapsos por demencia senil.

 

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.